Viaje al fin de la noche

Texto publicado originalmente el 22 de febrero.
Con unos destellos secos, graves y cortantes seguidos de una percusión que acelera sistemática y errante, igual al sonido de la marcha de un tren: así arranca The King of Limbs. Una máquina se agita de un lado al otro condensando su movimiento dentro de una pista sin rieles, círculos metódicos que a la segunda vuelta desembocan en el canto de Thom Yorke. Si te conoceré, Thom Yorke: ya sé que la rompés cantando, que contorsionás la voz y seducís siempre estirando ese falsete dulce, todo el tiempo recordándonos que esa voz sos vos. Y ahora también le sumás unos aullidos que se mezclan mimetizándose como uno más entre todos esos sonidos de penumbras, bien nocturnos. Todo oscuro, siempre oscuro como a vos te gusta. De fondo se escucha algo en movimiento: una fábrica virtual de hacer canciones que funciona engranando melodías, las corta, las pega, copia y vuelve a pegar, y así sigue hasta poder admirar satisfecha a cada nuevo frankenstein y besarlo en la frente.

Track 3, Little by Little: llama la atención, hasta parece una canción y todo. Tiene una estructura más clásica, los experimentos de Radiohead saben un rato largo de fórmulas y ésta, la de la canción, la sacaron hace rato. Se nota que ahora la preparan de taquito, sin despeinarse y quizás por eso este tema aburra un poco, porque ellos parecen aburridos: un sitar cansino que se desplaza sobre una base rítmica plana, sin relieves que nos alteren el camino, la percepción, ni nada. Sin alarmas y sin sorpresas. Buh. Con Feral vuelve el pulso epiléptico en una guerra entre sonidos-hologramas que revolotean deformes como suspendidos en una nube de humo. Después viene Lotus Flower, sí la del video de Thom y sus pasitos de androide ninja, que parece sintetizar la pregunta que nos hace la música de Radiohead: ¿Qué carajo es una banda de rock? La sagrada guitarra eléctrica llora recordando épocas de mayor protagonismo, todo lo que escuchamos son abstracciones de sonidos, un bajo que repta duro como una serpiente llena de merca, y unas palmas que suenan más que marcando el ritmo, como celebrando esta inmensa tomada de pelo en forma de hit ¡Clap, clap!

La velocidad baja en Codex, una balada de voz y piano que deposita a The King of Limbs en otro ambiente, en otro acto. Las bases electrónicas desaparecen, el cuarto está vacío. Entramos a Give Up The Ghost y podemos ver melodías tranquilas que vienen y van como olas al amanecer. Qué linda canción para acompañar una mañana volviendo a casa, pienso cuando la escucho, mientras escribo. Qué linda la calma, me quedo acá. Ya sufrimos, ya bailamos, ya nos perdimos, parece decirnos Radiohead. The King of Limbs se va fundiendo en el calor de su propia fuerza. La noche pasó, se decantó y ahora estamos en un espacio nuevo, en el otro extremo. Caricia del alba. Si giramos la cabeza todavía podemos ver el oscuro hacia el otro lado, pero ahora, en este tramo del disco, lo que tenemos enfrente son canciones cálidas que se nos abren y florecen en su intensidad hasta acaparar todo el plano y llenarlo de luz. Una luz que crece cada vez más grande, más fuerte, hasta dejar la pantalla en blanco. Todo blanco.

Esta entrada fue publicada en Músicas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Viaje al fin de la noche

  1. Wuau!! leí esto mientras lo escuchaba…
    realmente capturaste TKOL

    Una maravilla

  2. Ger. dijo:

    quien carajos tiene que juzgar el arte musical llamando a una banda de musicos inmensos ” banda de rock ” ? bienvenido al futuro , es hora que lo empiecen a entender . . . .

    [ . . . Después viene Lotus Flower, sí la del video de Thom y sus pasitos de androide ninja, que parece sintetizar la pregunta que nos hace la música de Radiohead: ¿Qué carajo es una banda de rock? La sagrada guitarra eléctrica llora recordando épocas de mayor protagonismo, todo lo que escuchamos son abstracciones de sonidos, un bajo que repta duro como una serpiente llena de merca, y unas palmas que suenan más que marcando el ritmo, como celebrando esta inmensa tomada de pelo en forma de hit ¡Clap, clap! ]

    a ti joel sandoval realmente te parece que eso es ” entender o capturar ” TKOL ? , a mi N O .

    love . Ger.

  3. Jp Urbano dijo:

    es una interpretación personal lejos de la interpretación que cada uno pueda darle, TKOL es un album a mi parecer lejos de cualquier interpretación colectiva, a cada quien le llega de formas diferentes, es un album de radiohead para ti, y nada mas.

  4. Cada vez que lo escucho, siento que la evolución de una gran banda se va tornando cada vez mas hermosa al ir plasmando todas las emociones en sus distintas obras. Creo que si Ok Computer, Kid A y Amnesiac fueron los episodios de ese trágico pero subliminal y experimental Radiohead, la era emocional de In Rainbows y The King of Limbs son los episodios en donde la belleza toma forma de composición musical y donde todos los rincones oscuros se aclaran con estos nuevos sonidos. No puedo parar de escuchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s